Historias p.5 abajo

Published on August 18th, 2014 | by RevistaLaCorriente

0

“San Luis a oscuras”: Everardo Salaices, actor y empresario teatral

Javier Padrón

Desde los primeros años del siglo XX, Everardo Flavio Salaices Ferniza (1880-1964) desarrolló una intensa actividad artística en San Luis Potosí y otras entidades como actor, escritor y director de teatro, tuvo varios salones y teatros. Una obra suya, “San Luis a oscuras”, fue boicoteada en el Teatro de la Paz por ofender la moral pública al presentar unas actrices en paños menores y criticar el deficiente servicio de energía eléctrica.

El periodo más activo de Salaices corresponde a la transición del cine como el espectáculo que desplazaba al teatro de las preferencias del público y eran varios los empresarios que competían entre sí, lo que indica una variada oferta de espectáculos y diversiones, el interés de la gente sin distingo social por acudir a esos espacios públicos en los últimos años del porfiriato; y el arribo del cine fue la corona de una época de avances técnicos que hicieron la vida más llevadera.

Salaices era un hombre afanoso, creativo, trashumante, tenía su compañía de teatro, trabajó con Lupe Vélez y otros artistas que alcanzarían la fama; era un bohemio, animador de tertulias; se casó varias ocasiones, una de sus esposas fue la actriz Eva Gallardo; tuvo también una escuela de teatro en la excapilla de Aránzazu en manos de los profanos y ya retirado de las tablas, fue periodista, inspector de espectáculos y empleado agrario; tuvo su domicilio en la calle Fuente (hoy Universidad), a unos metros del templo de San Francisco.

Por unos apuntes de su familia sabemos que nació en Fresnillo, Zacatecas, en 1880, y murió en el Distrito Federal en 1964. Lo consideran precursor del cine en la capital potosina, aunque no se ha encontrado evidencia que lo sea como realizador, sí lo es junto con otros de la proyección de vistas: en 1907 fundó el cine El Dorado en la calle 5 de Mayo, en sociedad con Enrique Echamis Brus. Después, ambos abrieron el Salón Rojo en la calle de González Ortega, propiedad de Antonio Vires. Otros empresarios de la época eran Manuel Hernández Acevedo, dueño del Salón París, pero fue adquirido por Miguel Sánchez y lo convirtió en el cine Othón.

[El texto completo lo puede leer en la edición impresa]


About the Author



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

mabm