Historias Foto1 Iglesia de San Juan de Dios, circa 1910

Published on July 14th, 2016 | by RevistaLaCorriente

0

La noche de los petardos

Por Javier Padrón

“Viva el gran poder de Dios y del Pueblo mexicano”
Arenga de un pasquín maderista de SLP

Por las detenciones de algunos maderistas a la víspera por connato de rebelión, la prensa y el gobierno reforzaron la idea que el domingo 20 de noviembre de 1910 no llegaría la revolución. No se equivocaron, nadie se levantó en armas, fue un domingo tranquilo, con sus idas a misa y paseos por las plazas, no hubo revolución pero sí resonancias de que estaba cerca.
Apenas al amanecer la policía había recogido pasquines revolucionarios que estaban pegados en algunas esquinas de los barrios de San Sebastián, El Montecillo y Tlaxcala, donde moraba la gente más pobre. En uno de los papeles se llamaba al pueblo a acudir armado y a caballo a Soledad de los Ranchos [actual Soledad de Graciano Sánchez] porque a las seis de la tarde empezaría la “bola”. El sosiego de la población se vio alterado cuando entrada la mañana la policía se presentó en las armerías de Elcoro, Deutz, Torres y Nieto para incautar los rifles y carabinas; y a los dueños de los montepíos se les dio la orden de no vender armas hasta nuevo aviso.
La ciudad estaba bien pertrechada. En varios puntos había guardias con suficiente parque para sus rifles Winchester, el gobierno había comprado mil cartuchos a Elcoro. Los militares resguardaban los edificios públicos y la penitenciaría; policías de la montada y rurales recorrían las calles en parejas, aunque desde el miércoles pasado se desconocía el paradero del jefe policiaco, el mayor Macías, quien abordó el tren a Aguascalientes sin dar mayores explicaciones, según noticia de El Estandarte.
Desde las torres del Santuario de Guadalupe, las más altas de la ciudad, unos vigías estaban alertas, si llegan los revolucionarios sería por el sur, dedujo la autoridad.
Por la tarde, cuando debía estallar el movimiento armado según el Plan de San Luis, mucha gente de todas las clases sociales salió de sus casas sin temor, confiada y acudió como cada domingo al Paseo de la Constitución (hoy Alameda Juan Sarabia), en la glorieta central aun se podía apreciar engalanado el monumento del padre Hidalgo por las fiestas del Centenario de la Independencia.
La estatua lucía sobre la cabeza un gorro frigio con rayos y foquitos de luz roja que lo hacía ver como un ser sobrenatural, “cuando de pronto se escuchó como una descarga de fusilería” y vino el pánico, relata El Estandarte, los ricos fueron los que demostraron más temor; los peatones, carruajes y autos se dispersaron con rapidez, llegaron el gobernador y el jefe político a indagar lo ocurrido: habían estallado petardos, no armas de fuego, de los que utilizan los garroteros. No hubo detenidos, nadie supo dar razón de los responsables, seguramente ferrocarrileros o jóvenes vinculados a ellos, “guasones” les llamó la prensa; así, con petardos, desde el anonimato, se mostraba adhesión al maderismo; presagiaban la ola de violencia que estaba por sacudir al país.
Procedente de Ahualulco, el mayor Macías reapareció en la ciudad, a pesar de que estaba enfermo se obstinó en mantenerse al frente; el 4º Batallón, al mando del coronel Jesús Mancilla llegó de Matehuala, compuesto apenas por unos 50 soldados maltrechos; y rumbo a la Huasteca partió el 7º Cuerpo de Rurales de la Federación, del capitán Jesús Anaya con escasos diez hombres.
Al caer la noche volvió el estruendo de los petardos, “cuando la serenata se encontraba muy animada”, cerca del obispado, frente al cine París y en la plaza de San Juan de Dios; después sucedió el primero de varios apagones y como lejanos tambores de guerra siguieron escuchándose los petardos de manera intermitente hasta la madrugada en los mismos barrios donde la policía había arrancado los pasquines revolucionarios, la ciudad se la pasó en vela.

[Esta crónica se publicó en el número 17, de La Corriente]


About the Author



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Back to Top ↑

mabm